Orquídeas burgalesas

Orquídeas silvestres
de la provincia de Burgos
Charla de Museo, 30 de enero de 2020

Las orquídeas son las protagonistas de los escaparates en las floristerías. Pero esta familia representa mucho más que una planta bonita y delicada que vive en una maceta. Las orquídeas, con alrededor de 20.000 especies en el mundo, constituyen la mayor familia de plantas vasculares. Las asociamos con lugares exóticos, pero lo cierto es que crecen en casi todos los ecosistemas del planeta. Las más espectaculares viven sobre árboles en las selvas tropicales, pero en Europa y España a menudo pasan desapercibidas y prefieren crecer en el suelo de los bosques, prados y pastos. En la península Ibérica existen más de 120 especies de orquídeas silvestres distribuidas en 26 géneros y a pesar de su tamaño discreto muestran gran vistosidad y belleza. En la provincia de Burgos se han localizado y documentado al menos 80 especies pertenecientes a 17 géneros.  Estas orquídeas no lograrían sobrevivir sin una estrecha relación con animales y hongos. Por un lado, sus semillas establecen una simbiosis con ciertos hongos y por otro, necesitan la cooperación de animales polinizadores, en general insectos, a los que atraen con sus fragancias y su néctar o imitando la forma de las hembras de algunas de estas especies.

Jorge Peláez Blanco

 

Aves de Ávila

Etiquetas

, , ,

Riqueza ornitológica de la provincia de Ávila
Charla de Museo, 20 de diciembre de 2019

En esta charla trataremos de conocer uno de los destinos más desconocidos en lo que a riqueza ornitológica se refiere. El patrimonio natural de Ávila es excepcionalmente amplio y diverso. Desde las altas cumbres de Gredos, hasta las dehesas del Valle del Tiétar o a las zonas cerealistas de La Moraña, pasando por la comarca de Pinares, el Valle del Corneja, la Sierra de Ávila, Paramera y Serrota, el Valle Ambles, Iruelas… encontramos una riqueza y variedad de ecosistemas que albergan numerosos grupos de fauna. Casi 300 especies de aves eligen esta provincia para reproducirse, alimentarse, invernar, o simplemente para detenerse en sus viajes migratorios. Haremos una aproximación a los principales grupos, prestando especial atención al estado de conservación y evolución de las especies más representativas: Aguila Imperial Ibérica, Aguila Real, Buitre Negro y Pechiazul.

Felipe Nebreda Mariscal

***

Felipe Nebreda Mariscal, burgalés, es ingeniero de montes. Afincado en Ávila desde hace más de 20 años, desarrolla su trabajo entre la educación ambiental, la formación, los proyectos de desarrollo rural y la promoción del potencial ornitológico en la provincia de Ávila. Autor de varias publicaciones, recientemente ha presentado la “Guía de Aves de Ávila”, una publicación de la que es coautor. Actualmente uno de los proyectos de mayor envergadura en los que se haya implicado es Ornitocyl, la feria de Ornitología de Castilla y León, que se prepara para celebrar su tercera edición.

Ammonoideos

Etiquetas

,

Dedicamos este mes de diciembre no a un ejemplar sino a un grupo de ejemplares fósiles geológicamente muy importantes: los ammonoideos. Los Ammonoideos fueron organismos marinos pertenecientes a la Clase Cefalópodos, emparentados con los pulpos, sepias y calamares actuales, pero con una concha externa mineral caliza – de aragonito – semejante a la que porta el actual Nautilus, que también presenta una concha externa. Dicha concha está dividida interiormente en cámaras que van siendo creadas a medida que el animal crece, ocupando siempre la última de ellas. Por su forma, enrollada planispiralmente, como los cuernos del carnero, Plinio el Viejo nombró a los fósiles de estos animales ammonis cornus (cuernos de Ammon) en referencia al Dios Egipcio Ammon, que fue representado como un hombre con cabeza de carnero. Aunque en los ammonoideos la concha se enrolla mayoritariamente en forma plana, sobre un eje, también pueden darse formas desenrolladas, las de los llamados ammonoideos heteromorfos.

El desarrollo del grupo zoológico se inicia en el Paleozoico, en el periodo Devónico (410 m.a.) y termina en el Mesozoico, a finales del periodo Cretácicoco (65 m.a.). Durante este tiempo, casi 350 m.a., el grupo tuvo varios periodos de expansión, adaptación, evolución y extinción, hecho que les hace muy importantes en la datación de los estratos y de las rocas sedimentarias que los contienen, así como para realizar interpretaciones paleobiogeográficas y paleoecológicas. Sobre todo hubo dos periodos de gran desarrollo, el primero del Devónico al Pérmico (desarrollo de los Goniatítidos, primeros Ammonoideos) y, el segundo, del Triásico al Cretácico (desarrollo de Ceratítidos en el Triásico y de Ammonítidos del Jurásico al Cretácico), fenómenos que se traducen en tres tipos o modelos diferentes de suturas intercamerales apreciables en la concha. En la muestra que se exhibe hemos seleccionado ejemplares de los géneros Baculites, Perisphinctes, Indosphinctes, Hildoceras, Phylloceras, Teloceras y Goniatites, así como dos ejemplares de Nautilus actuales, uno de ellos cortado sagitalmente para dejar ver la disposición interior de las cámaras.

Emilio Serrano

***

En la flor del cerezo, una gota de rocío …

Etiquetas

En la flor del cerezo, una gota de rocío: historias desde un jardín japonés
Charla de Museo, 22 de noviembre de 2019

Veneración por la naturaleza, armonizar la asimetría, matizar el color de la sombra, exaltación de lo humilde. ¿Porqué en un jardín japonés tendemos al silencio, al misticismo y la meditación? El carácter japonés tiene fama de controlado por compensación en sus jardines se representa lo irregular, lo vivo, lo orgánico. Arenas y gravas que son mares rodeando rocas que son archipiélagos, conos con hierba que son volcanes a lo lejos, pinos rectilíneos que indican la recta vía hacia el cielo, setos que parecen bosques vistos desde el aire, arces rojos y naranjas y púrpuras, prunus, magnolias para colorear, musgos, líquenes, el ejemplo de lo humilde. Todo lo anterior en un  clima continental cada vez más extremo, Kioto en la Ribera del Duero. Paciencia y voluntad.

Guillermo Pérez Pesquera

***

Guillermo Pérez Pesquera es uno de los cuidadores del jardín japonés de la bodega Vega Sicilia, en Valbuena de Duero, y nos contará sus quince años de experiencia en este campo.

 

Divulgación de la Evolución

Etiquetas

,

Dentro del programa de la Semana de la Ciencia en Castilla y León (2019) el CENIEH (Burgos) ofrece un seminario sobre Divulgación de la Evolución, el día jueves 7 de noviembre, desde las 9:30 hasta las 14:00. El encuentro cuenta con cuatro ponencias sobre evolución y divulgación, a cargo de Chitina Moreno Torres, Emiliano Bruner, José María Bermúdez de Castro y Davinia Moreno. La participación es libre pero se requiere inscripción previa, contactando con el departamento de comunicación del centro. Aquí todo el programa.

Las cazamariposas con un revólver y una navaja bajo la falda

Etiquetas

,

Una obra recopila la historia de 51 naturalistas y entomólogas que lucharon contra los prejuicios. Hubo una época durante la cual para entender la ciencia se dibujaba la naturaleza. Para ser científico, en parte, se tenía que ser artista. Esto es lo que inspiran las primeras páginas del libro Pasión por los insectos: Ilustradoras, aventureras y entomólogas (Turner, 2019) de Xavier Sistach, especialista en historia natural antigua de los insectos y colaborador del Museo de Zoología de Barcelona. Los dibujos al inicio de la obra son las pinceladas de muchas naturalistas cuyos nombres se quedaron siglos en la oscuridad, pero que fueron pioneras en el estudio de la naturaleza. Entre ellas se encuentran Miriam Rothschild, la primera en resolver el mecanismo del salto de la pulga, Maria Sibylla Merian, precursora de la entomología sobre insectos vivos, Mary Kingsley, una exploradora que se fue a África con un revólver y una navaja bajo la falda, y la lista es mucho más larga …

[sigue leyendo este artículo en El País]

El Gran Duque

Etiquetas

,

Pieza del Mes: Búho real, o Gran Duque
Bubo bubo (L, 1758)
Ejemplar procedente de Vizcainos (Burgos)
Naturalizado en el año 1907

***

El búho real (Bubo bubo) es una gran rapaz distribuida por Asia, África y Europa, sobretodo en el área Mediterránea, incluyendo la península ibérica. Debido a su majestuosidad se le conoce como el aristócrata de las aves y es usado con relativa frecuencia en el arte de la cetrería. Su nombre científico deriva de la onomatopeya de los sonidos que emite. El búho real mide de 30 a 70 cm de altura y de 1,40 a 1,75 m de envergadura entre alas y pesa entre 1,5 y 4 kg., lo que le convierte en la rapaz nocturna de mayor tamaño. Son característicos sus dos mechones de plumas u orejas a los lados de la cabeza marcando forma de “V”, sus ojos de iris color naranja, el vientre pálido y listado y el dorso jaspeado oscuro con manchas claras. Tiene un vuelo directo, potente y con planeos frecuentes. Su voz es un aullido – cada individuo tiene un aullido específico – profundo, tipo úú-oo, que puede llegar a oírse hasta 2 km. Puede colonizar múltiples hábitats, desde zonas semi-desérticas, bosques templados, estepas y hasta en la tundra. Nidifica principalmente en cortados rocosos y también utiliza nidos antiguos de otras e incluso puede llegar a nidificar en el suelo. Son animales muy territoriales. Delimitan sus territorios con cantos desde los posaderos o marcando zonas con sus heces fecales. Ambos sexos viven normalmente separados y se juntan en la época del cortejo. Su nido es una cavidad sin tapizar, en troncos de árboles o acantilados. La hembra pone 2-6 huevos y mientras incuba, el macho consigue alimento para los dos, colaborando también en la alimentación de los pollos. Los huevos eclosionan en 36 días. Los pollos nacen con un plumón blanco que cambian poco a poco por otro parduzco. A las tres semanas son capaces de alimentarse y tragar por sí mismos; a los 2 meses comienzan a volar unos pocos metros y a los 4 meses ya están cubiertos de plumas. Al final del otoño, los juveniles son expulsados del territorio de los adultos y comienzan su periodo de dispersión juvenil hacia un nuevo territorio. El búho real es realmente un superdepredador que se encuentra en uno de los lugares más altos de la cadena trófica. Cazan normalmente por la noche, tanto en espacios abiertos como en bosques. Su aleteo es tan silencioso que, unido a su visión nocturna y a su agudeza auditiva, le dota de unas características excepcionales para la caza. Su dieta se compone de roedores, lagomorfos, palomas, erizos, … e, incluso, es capaz de capturar pequeños cervatillos, zorros y otras aves de presa. Por eso se usa en cetrería.

Emilio Serrano