Geomorfología

Etiquetas

,

Geomorfología
Charla de Museo, 24 de mayo de 2018

La Geomorfología es una rama científica relacionada con la Geología y la Geografía que se ocupa de estudiar la génesis y dinámica de las formas o morfologías que componen la superficie terrestre. El interés por la formas terrestres data de antiguo, con menciones en la Grecia Clásica (Herodoto, Aristóteles), o en China (Shen Kuo, 1031–1095). No obstante, comenzó a surgir como ciencia moderna a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. El término geomorfología parece haberse usado por primera vez por el alemán Lauman en 1858, y comenzó a ser usado asiduamente a partir de la Conferencia Geológica Internacional de 1891. Por esas mismas fechas, entre 1884-1899, William Morris Davis desarrolló la teoría del Ciclo Geográfico o Ciclo de Erosión, que bebía de los principios del Uniformismo y del Actualismo, defendidos por los padres de la Geología moderna, como James Hutton (1726-1797) o Charles Lyell (1830-1833). Desde sus inicios, la Geomorfología busca explicar la formación del paisaje, dando respuestas a numerosas preguntas: ¿qué formas componen el paisaje?, ¿son formas relictas heredadas del pasado, o bien formas generadas en la actualidad?, ¿qué procesos las están generando o las han generado?, ¿fueron o son procesos destructivos o constructivos?, ¿cuál ha sido la sucesión de procesos y su edad?, ¿están los paisajes en equilibrio o sujetos a cambios?, ¿cambios de qué escala?, ¿qué agentes son los responsables de dichos cambios?, etc. Todas estas cuestiones tratan de responderse a través de la observación, medida e interpretación del paisaje, que actualmente se basan en la combinación de los principios clásicos desarrollados en los inicios de la Geomorfología, con nuevos métodos y tecnologías que se aplican a distintas escalas. Las aplicaciones de la geomorfología son variadas, y enlazan desde la reconstrucción de los medios pasados que habitaron nuestros ancestros, hasta la compresión de la dinámica actual de la superficie terrestre para determinar los riesgos naturales que nos afectan.

Alfonso Benito

***

Alfonso Benito Calvo es Doctor en Ciencias Geológicas por la Universidad Complutense de Madrid y, desde 2008, desarrolla la línea de investigación de Geomorfología y Reconstrucciones Paleogeográficas en el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH). Su investigación gira en torno a la reconstrucción de los procesos geodinámicos responsables de la formación y preservación de los yacimientos arqueológicos. Este objetivo se aborda por medio de técnicas geomorfológicas, estratigráficas y sedimentológicas, donde la innovación a través de nuevas tecnologías de análisis espacial y 3D cobra un especial significado. Actualmente, trabaja en diversos proyectos sobre evolución humana en la Península Ibérica (Atapuerca en Burgos, Orce en Granada, Albalá en Ciudad Real, o la Cova Gran en los prepirineos leridanos, entre otros) y en África (Mieso en el Triángulo del Afar, Ethiopía; Garganda de Olduvai en Tanzania; o Ain Beni Mathar en Marruecos), además de otros proyectos sobre el seguimiento de procesos geomorfológicos activos (subsidencia kárstica en evaporitas, Zaragoza, dinámica kárstica en Ojo Guareña y procesos neotectónicos en el norte de Burgos).

Anuncios

Maqueta del ojo humano

Etiquetas

, ,

Maqueta del ojo humano – Anatomie clastique du Dr. Auzoux. Paris, 1881
Con el comienzo del mes de mayo añadimos una nueva Pieza del Mes.

La importancia de esta pieza de anatomía clástica -como de todas las de la colección- reside en su antigüedad, en la precisión, detalle y fidelidad de su construcción y en que son totalmente desmontables. El material de fabricación es pasta de papel encolada y coloreada. El médico francés Louis Thomas Jérôme Auzoux (1797 – 1870) hizo una singular contribución en el campo de los modelos anatómicos. Ya desde su época de estudiante, a principios del s.XIX, cuando el estudio de la anatomía humana se hacía con cadáveres disecados que, por falta de refrigeración olían mal y se deterioraban rápidamente -lo que condicionaba incluso que las disecciones se hicieran durante los meses más fríos y fueran imposibles en los climas más cálidos-, intentó evitar en el futuro estos momentos desagradables para los alumnos y comenzó a crear modelos realistas destinados a la educación médica usando cera como material más adecuado para hacerlos. Pero, si bien con cera producía exquisitas obras de arte, los modelos resultaban caros para piezas grandes, frágiles y deformables, de modo que, aunque funcionaban bien a efectos ilustrativos, no sustituían de manera adecuada a la práctica de disección. Auzoux necesitaba encontrar un material más barato, un proceso de fabricación más sencillo y un diseño que, además, permitiera seguir los pasos de la disección. Estaba buscando, en realidad, un material menos frágil que la cera que permitiera producir de forma masiva modelos de piezas desmontables.

Un fabricante de muñecas le dio la idea de utilizar papel maché. Cartón piedra o papel maché significa literalmente papel masticado. A partir de la pulpa de papel o tiras de papel convenientemente disgregadas, se forma una pasta que posteriormente se mezcla con aglutinantes, colas o resinas naturales. Para añadir fuerza, dar cuerpo a la mezcla y proporcionar una superficie suave, se añade papel y pegamento. Sobre la pieza modelada se pinta, se embute, se pega y barniza. El cartón piedra es ligero, fuerte y, en algunas variantes, puede ser trabajado como madera. Tras experimentar con el papel maché, en 1822, el mismo año que Auzoux recibe su título de médico, presenta en la Academia de Medicina de París su primer modelo anatómico completo de la figura masculina. Cinco años más tarde crea una empresa en París y abre una fábrica donde se crean modelos anatómicos humanos para los estudios de medicina, modelos de diferentes animales para usos veterinarios, y de plantas para botánicos y agricultores. Todos ellos estaban fabricados en cartón piedra como el utilizado en muñecas, cajas y otros artículos para el hogar, por aquel entonces populares en Europa. El taller del Dr. Auzoux se convirtió en referente para el equipamiento científico de Universidades e Instituciones educativas en el ámbito de los modelos anatómicos con destino a la Medicina y la Historia Natural. De la mano de Gil de Zárate (Plan Pidal-Gil de Zárate), que recorrió y después recomendó las mejores casas de Europa en equipamientos educativos a los Institutos españoles, éstos fueron adquiriendo parte de los modelos de sus catálogos comerciales.

Emilio Serrano

Elefantes y evolución humana

Etiquetas

, ,

Elefantes y evolución humana
Charla de Museo, 26 de abril de 2018

Los elefantes son una especie clave de los ecosistemas que frecuentan, que modifican y transforman, favoreciendo la adaptación al medio de otras especies, entre ellas la humana. Sus movimientos están muy influidos por la disponibilidad de agua. Sus complejos mapas mentales les permiten conocer su distribución a lo largo del año, junto con la de recursos vegetales y minerales. Se desplazan siguiendo los mismos senderos generación tras generación, que son seguidos por otros herbívoros, carnívoros y grupos humanos, especialmente en época de sequía en búsqueda de agua y presas vulnerables. Sus similitudes fisiológicas, conceptuales y relativas al comportamiento social, con los humanos, han jugado un papel fundamental en la relación entre ambas especies. La observación del comportamiento de elefantes por parte de grupos de cazadores recolectores pudo haber facilitado la dispersión de grupos humanos durante el Pleistoceno. No obstante, pudieron haber sido más que una fuente de recursos e información para estos grupos paleolíticos. Estudios etnográficos muestran como sociedades preindustriales que comparten hábitats con elefantes llegan a humanizarlos, imponiendo restricciones y reglas en su caza y consumo. La asociación entre herramientas líticas y restos de proboscídeos ha sido un tema recurrente en la investigación sobre el Paleolítico, especialmente en España desde los momentos más incipientes de esta disciplina. En 1862, tan sólo tres años después de la publicación de El Origen de las Especies, se halló en el madrileño Cerro de San Isidro útiles líticos de indudable factura humana en los mismos niveles donde se habían encontrado huesos de elefante. Desde entonces, el hallazgo de restos de proboscídeo ha jugado un papel fundamental en la investigación y en el conocimiento de los grupos humanos anteriores a nuestra especie. La fácil identificación de sus restos, especialmente de algunos elementos como las defensas, en combinación con la empatía que despiertan en los humanos, ha favorecido el acercamiento al período más remoto de la humanidad de sectores sociales poco o nada familiarizados con esta disciplina.

Joaquín Panera

***

Joaquín Panera es Doctor en Prehistoria e investigador del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH). Se ha especializado en el estudio de la tecnología empleada en la elaboración de útiles líticos por grupos humanos anteriores a nuestra especie y en la identificación de actividades antrópicas realizadas en yacimientos paleolíticos. Desarrolla su investigación en África del Este (Garganta de Olduvai en Tanzania, y Melka Kunture en Etiopía) y en la Península Ibérica (Ambrona y Torralba en Soria, Valles de los ríos Manzanares y Jarama, Tramo medio del valle del Tajo, Cuesta de la Bajada en Teruel, El Sotillo en Ciudad Real). Los restos de elefante han jugado un papel fundamental en muchos de los yacimientos en los que ha intervenido. En el ámbito de la difusión, ha participado en publicaciones relacionadas con el Paleolítico, coordinado varias exposiciones en diferentes museos arqueológicos, y ha sido comisario de Bifaces y elefantes: los primeros pobladores de Madrid de la que fue editor de la correspondiente monografía científica y autor del libro de difusión bajo el mismo título. La ilustración arriba fue realizada por Dionisio Álvarez para la misma exposición, en el Museo Arqueológico Regional.

La pieza del mes

Continuando la línea de estrecha colaboración con el centro tras su jubilación en 2015 y específicamente con el Museo de Historia Natural, rubricada este año bajo la novedosa figura de profesor honorífico, el profesor Emilio Serrano Gómez ha puesto en marcha junto a Ana Rosa Martínez – profesora de Biología en activo y responsable-conservadora del Museo – una actividad relacionada con el mismo denominada “La Pieza del Mes”. Esta actividad pretende sacar a los pasillos del Instituto ciertas piezas del fondo museístico que sean relevantes por algún aspecto histórico, científico y didáctico con objeto de conocerlas, valorarlas, crear interés por la conservación del patrimonio docente y, también, cómo no, para que puedan servir, acaso, de lección de Historia Natural a la antigua usanza, con el ejemplo ante los ojos. No en vano, el Museo se crea a partir de los materiales utilizados como recurso didáctico en los siglos XIX y XX, por lo que se trataría de volver a darles vida y utilizarlos como tales en el ámbito educativo actual. La actividad, que se inició en marzo con la preparación anatómica de un cráneo humano montado a la Beauchene, es decir, con todos sus huesos separados y soportados por piezas metálicas, continúa ahora durante el mes de abril con la presentación de un urogallo cantábrico (Tetrao urogallus cantabricus) perfectamente naturalizado en un diorama firmado por el prestigioso taxidermista Ángel Chaves, que fuera jefe del laboratorio de taxidermia del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid (1957-1985) tras los afamados Hermanos Benedito. Invito a todos los simpatizantes del Museo, asistentes a las Charlas, profesores en general y, muy especialmente, a los de Ciencias Naturales, Biología y Geología que – lógicamente – van a ser los principales destinatarios, a que dediquéis algún momento para contemplarlo y, en su caso, acercar a vuestros alumnos y que saquen el mayor provecho posible con vuestras indicaciones y comentarios. La vitrina expositor estará situada siempre en el vestíbulo de las Oficinas de Secretaría y se acompañará de un cartel informativo.

Emilio Serrano

Genes, medicina y agricultura

Etiquetas

,

Tecnología CRISPR para el editado de genes
Aplicaciones en medicina y agricultura
Charla de Museo, 22 de marzo de 2018

CRISPS es la abreviatura de “Clustered Regulary Interspaced Short Palindormic Repeats”, en castellano “Repeticiones Palindrómicas Cortas Agrupadas y Regularmente Interespaciadas”. Este término se refiere a secuencias que se encuentran en el DNA de algunas bacterias, cuya función es actuar como mecanismo de defensa frente a los virus. El descubrimiento de las CRISPR fue la base para el desarrollo de la técnica conocida como CRISPR-Cas9, que ha supuesto una revolución en la edición del genoma, al permitir cortar secuencias específicas de DNA e introducir nuevas secuencias. CRISPR-Cas9 consta de dos componentes básicos, la enzima Cas9 que actúa como una tijera genética y la molécula de RNA que actúa de guía conduciendo a la enzima Cas9 hasta el fragmento de DNA que quiere cortar. La precisión, la sencillez en el manejo y el bajo coste de esta técnica han llevado su aplicación en áreas como la investigación, la medicina o la agricultura. Las aplicaciones en investigación, han facilitado el proceso de edición genómica de uno o varias regiones del genoma al mismo tiempo, lo que ha permitido investigar los mecanismos moleculares de los genes y sus funciones. En medicina, la aplicación de la tecnología CRISPR/9 presenta un gran potencial como herramienta para la terapia génica, permitiendo reemplazar genes alterados para el tratamiento o prevención de enfermedades. Otra de las áreas de aplicación de la tecnología CRISPR/9 es la agricultura, donde sus aplicaciones son múltiples, entre ellas las dirigidas a la mejora genética de plantas para la obtención de plantas resistentes a infecciones, de virus o insectos, lo que permitirá reducir el uso de productos químicos o a la obtención de plantas resistente al estrés o de maduración controlada.

Pilar Muñiz Rodríguez

***

Pilar Muñiz Rodríguez es licenciada en Biología por la Universidad de Santiago de Compostela y Doctora en Ciencias Biológicas por la Universidad de Valencia. Desde 1991 es profesora del área de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Burgos, donde realiza sus labores docente e investigadoras. Su actividad investigadora la ha desarrollado principalmente en el estudio de la prevención del daño oxidativo en enfermedades cardiovasculares y tumorales, entre los que destacan sus estudios enfocados a la prevención del daño al material genético y su reparación.

Buitres negros

Etiquetas

, ,

Recuperación del buitre negro en el Sistema Ibérico
Charla de Museo, 22 de febrero de 2018

El pasado siglo XX supuso el declive generalizado para muchas especies en España, entre ellas el buitre negro,  Aegypius monachus, que desapareció de la práctica totalidad de la mitad norte peninsular. En su afán de contribuir a la conservación de la biodiversidad amenazada, en los años ´90 GREFA da comienzo a los estudios de viabilidad para recuperar la especie en enclaves donde había desaparecido, determinando que el Sistema Ibérico y los Pirineos, eran áreas idóneas para llevar a cabo el proyecto de reintroducción. En 2007 se inicia el primer programa en los Pirineos que, tras 10 años de ejecución, ha logrado generar una colonia viable compuesta por 16 parejas y cerca de 60 ejemplares. En vistas a la finalización de este programa, en 2016 iniciamos en la provincia de Burgos las actuaciones para restaurar la presencia del buitre negro en el Sistema Ibérico, concretamente en la Sierra de la Demanda, donde la especie se encuentra extinta desde hace más de 60 años. Durante la charla trataremos sobre las amenazas que se ciernen sobre las aves carroñeras, así como de la biología y etología del buitre negro, y sus necesidades de conservación en Europa a través de los diferentes proyectos de reintroducción. A fin de acercar nuestro trabajo a favor de la especie en la provincia de Burgos, expondremos los objetivos, acciones ejecutadas y futuras y resultados obtenidos hasta la fecha en el proyecto que desarrollamos en la Sierra de la Demanda.

Lorena Juste

***

Lorena Juste es licenciada en Biología por la Universidad de Salamanca en 2013. Colabora con GREFA desde 2009 en diferentes proyectos de conservación como el “Control biológico del topillo campesino”, “Corredores para el primilla” o el “Proyecto de reintroducción del buitre negro en los Pirineos”. A partir de 2013, trabaja como técnico de campo en el programa pirenaico. En 2014 se pone en marcha el proyecto de recuperación del buitre negro en el Sistema Ibérico, con la redacción y presentación de un proyecto LIFE y el estudio de los enclaves donde llevarlo a cabo. Actualmente trabaja como responsable del Proyecto Monachus en la Sierra de la Demanda.

Entomofagia

Etiquetas

,

Ya es posible comercializar y comprar en España insectos como si fueran comida. Desde el 1 de enero de 2018, la autorización de la Unión Europea para vender insectos como alimento ha entrado en vigor en España, por lo que este producto se incluye en la lista de aprobados para su venta y consumo. Ya lo contaba Mikel López Iturriaga en El Comidista en 2010, el futuro pasa por comer insectos. Pero, por aquel entonces, un puesto que los vendía en el mercado de La Boquería de Barcelona tuvo que retirarlos tras una advertencia de la Agencia de Salud Pública. Ese limbo legal que existía al respecto ha desaparecido. Aunque en España sea una novedad, es sabido que no ocurre así lugares como México y Asia e incluso en otros países europeos que ya habían adoptado esta medida, aprobada en la UE en 2015. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que los insectos se incluyen en la dieta tradicional de cerca de 2.000 millones de personas en todo el mundo. Muchos insectos son ricos en proteínas y grasas buenas y tienen un elevado contenido en calcio, hierro y zinc …

[sigue leyendo este artículo en Verne]

Células madre

Etiquetas

,

El papel de las células madre en regeneración tisular
Charla de Museo, 25 de enero de 2018

La ingeniería tisular constituye la base sobre la que se están construyendo los pilares de la medicina del futuro: la medicina regenerativa. Esta rama de la bioingeniería persigue reparar o reemplazar funciones biológicas mediante la combinación de células, bioquímica y herramientas de la ingeniería de materiales. La ingeniería de tejidos se basa en el uso, de forma conjunta o separada, de tres elementos: células cultivadas en el laboratorio, o incluso modificadas genéticamente, moléculas bioactivas que actúan como señales químicas sobre esas células, y estructuras 3D que sirven como vehículo de transporte o para reemplazar la zona dañada. Debido al gran reto que supone la resolución satisfactoria de las lesiones osteocondrales, como consecuencia de su baja capacidad de regeneración y la poca efectividad de las opciones quirúrgicas disponibles, las técnicas basadas en ingeniería tisular constituyen una atractiva alternativa a los tratamientos actuales. Estas técnicas permiten la regeneración de las lesiones mediante la activación de procesos biológicos que logran restaurar por completo las características y la funcionalidad del tejido original. Dichas técnicas han sido mejoradas en los últimos años mediante distintas combinaciones de los tres elementos fundamentales citados. En nuestro caso, estudiamos la regeneración de lesiones osteocondrales en conejos, mediante el empleo de distintos tipos celulares, células madre mesenquimales derivadas de tejido adiposo, diferenciadas y sin diferenciar, y condrocitos, las células características del cartílago. Todas ellas embebidas en geles de fibrina y ácido hialurónico, materiales biocompatibles, reabsorbibles y no inmunogénicos. Este estudio nos permite observar la capacidad regenerativa de cada tipo celular, comparar la utilidad de la fuente celular en la terapia aplicada a las lesiones articulares y comprobar la utilidad de los andamiajes in vivo.

Patricia Pérez

***

Patricia Pérez Ayala es licenciada en Ciencias Biológicas por la Universidad de León, Máster en Investigación y Ciencia y Tecnología de los Alimentos, y Máster en Gestión Integrada en Calidad, Medio Ambiente y Prevención de Riesgos Laborales. Su labor profesional, principalmente como Técnica y Responsable de Laboratorio, abarca desde el análisis microbiológico hasta la investigación de cultivos celulares y regeneración de tejidos, tareas que ha desarrollado tanto en la empresa privada (Campofrío, Agrolab, Kepler Ingeniería y Ecogestión) como en entidades públicas (Instituto IMDEA e IECSCYL).

El lobo de Burgos

Etiquetas

El lobo en la provincia de Burgos
Charla de Museo, 21 de diciembre de 2017

La provincia de Burgos ha sido considerada desde siempre como una tradicional zona lobera dentro del contexto peninsular. Durante las últimas décadas, distintos trabajos y publicaciones reflejan una distribución continua y homogénea de Canis lupus en la mayor parte de nuestra provincia; es, sin duda, un territorio de gran interés para la especie, por lo que hay que seguir avanzando en el conocimiento de una población de lobos tan peculiar como la ibérica. Junto a la testimonial población lobera del País Vasco y los escasos y gravemente amenazados núcleos reproductores de La Rioja y Soria, Burgos constituye el límite oriental en la distribución del lobo en la Península Ibérica. Sin embargo es de destacar el escaso número de trabajos científicos y técnicos llevados a cabo en esta zona, tan importante desde el punto de vista de la conservación de la especie; sobre todo si lo comparamos con otras zonas también de alto interés lobero como Galicia, Asturias o las comarcas zamoranas. El contenido principal de la charla está basado en el trabajo realizado a lo largo del periodo comprendido entre los años 1991 y 2015 por Julio César Amo Fernández, Vicente Sanz Fernández de Gobeo, Santiago Vallejo Rodríguez y Marcos Barbero Santamaría; dicho trabajo fue presentado en una comunicación oral en el XII congreso de la SECEM celebrado en Burgos del 4 al 7 de diciembre de 2015. Hemos actualizado el contenido con los datos obtenidos en estos dos últimos años 2016 y 2017. En base a una metodología de trabajo centrada en observaciones directas, búsqueda de indicios, estaciones de escucha, recorridos y encuestas a toda una red de informadores y colaboradores en todo el área de estudio, hemos intentado analizar la situación de la especie teniendo en cuenta los factores que influyen en los territorios con presencia estable del cánido a medio o largo plazo, en comparación con los territorios en los cuales su número ha disminuido de forma alarmante, o su presencia es meramente esporádica. Se hablará también de los graves problemas de conservación a los que se enfrenta esta emblemática y controvertida especie y que en la actualidad, lejos de mitigarse, continúan agravándose; estos problemas están relacionados principalmente con la actividad cinegética ilegal, las prácticas agroganaderas actuales, y un estado sanitario muy preocupante debido a la sarna. Todo este conjunto de factores han llevado al lobo a una situación altamente comprometida en la práctica totalidad de la provincia.

Marcos Barbero y Santiago Vallejo

***

Marcos Barbero Santamaría es Guarda Rural en la provincia de Burgos y naturalista con una dilatada experiencia de campo. Socio de la SEO y SECEM, ha trabajado principalmente con el oso pardo en la Cordillera Cantábrica y con el lobo en Castilla y León, investigando sobre su comportamiento y la problemática de su conservación. También ha trabajado con otras especies protegidas como el visón europeo, aves rapaces y perdiz pardilla.

Santiago Vallejo Rodríguez es Agente Medioambiental de JCYL en Espinosa de los Monteros-Valle de Mena y Monumento Natural de Ojo Guareña. Socio de SECEM, AEQUA, AARG, ha participado en varios trabajos sobre el oso y el lobo en el norte de Palencia y Burgos. Licenciado en Historia por la UNED; máster Cuaternario: Cambios Ambientales y Huella Humana por la Universidad del País Vasco; actualmente es doctorando en el Departamento de Prehistoria e Historia Antigua de la Facultad de Geografía e Historia de la UNED.

[International Wolf Center]

Dinosaurios gigantes

Etiquetas

, , ,

Dinosaurios gigantes: un reto evolutivo
Charla de Museo, 30 de noviembre de 2017

Los dinosaurios saurópodos fueron los mayores animales terrestres que hayan existido jamás en nuestro planeta. Su enorme tamaño es la esencia de los dinosaurios, tal como los conoce la gente, a pesar de que también existieron especies de dinosaurios medianos o muy pequeños. Aunque el tamaño podría servirles de defensa frente a depredadores, esa característica también supuso resolver evolutivamente problemas anatómicos y fisiológicos que han sido materia de investigación de numerosos estudios. Los primeros investigadores consideraron su descomunal peso como un hándicap para desplazarse en tierra firme; se hicieron interpretaciones en vida de saurópodos arrastrando una enorme panza por el suelo, o viviendo constantemente sumergidos en el agua. La visión y el conocimientos actuales sobre los saurópodos están muy alejados de esas primeras reconstrucciones en vida que se desarrollaron desde el siglo XIX. Hoy se sabe que estos dinosaurios se desplazaban con una cierta facilidad, gracias a que poseían características anatómicas y fisiológicas especiales, como la posesión de huesos esponjosos, unas extremidades columnares robustas, tendones que actuaban de refuerzo la columna vertebral, etc. En la península ibérica hay varios ejemplos de especies gigantes de dinosaurios excavadas en las últimas décadas. Entre ellos, destacan especialmente: Turiasaurus, encontrado en Teruel y que se considera el más grande de los europeos; y Europatitan eastwoodi, descrito en 2017 y que posee un cuello extremadamente largo, como otras especies africanas, europeas o asiáticas.

Fidel Torcida

***

Fidel Torcida Fernández-Baldor es licenciado en Biología, Máster en Iniciación a la Investigación Geológica y Doctor en Ciencias Geológicas. Su trabajo como investigador se ha centrado sobre todo en paleontología de dinosaurios y paleoicnitas, culminando en su tesis doctoral sobre la nueva paleoespecie del saurópodo Demandasaurus darwini. Es autor de más de 80 publicaciones científicas y también ha participado en numerosas campañas de excavaciones paleontológicas como director, coordinador y/o asesor, en diferentes puntos de la geografía española. Actualmente es Director del Museo de Dinosaurios de Salas de los Infantes, y profesor de Biología y Geología de Enseñanza Secundaria en el I.E.S. Comercio de Logroño.

La  excelente ilustración del Europatitan es de Davide Bonadonna.